Articulo yo no sé… pero aquí algo huele mal…

“… Petro cuando era senador, era quien le ayudaba a hacer Debates en el Senado (Al grupo Nule)  y concretamente habló de uno que tenía que ver con regalías en planeación nacional, eso me lo contó Miguel Nule y Carlos Arturo Gómez Cáceres”, declaró Inocencio Melendez ex Sub-Director Tecnico del IDU ante la Corte Suprema de Justicia.

A partir del testimonio de Inocencio, el candidato por el movimiento progresista, Gustavo Petro se le vincula directamente al escándalo del carrusel de la contratación en Bogotá ya que, según el testimonio del Ex derictor del IDU fue Petro quien le ayudaba a los NULE a hacer los debates dentro del Senado.

La titubeante actitud del candidato Gustavo Petro esta mañana durante la entrevista de la W, deja a la luz serias dudas sobre cuál fue el papel de Petro en el escándalo de la contratación.

Como en principio nadie es culpable hasta que se compruebe lo contrario, no se afirmaría nada en contra de Petro, sólo se lanzarán los vacios que quedan en el aire después de esta intervención.

-Primera duda. Será cierto que las reuniones con Miguel Nule sólo eran para aclarar el escándalo de la contratación o también tendrían unas segundas intenciones. La primera seria que: Miguel Nule no se reuniría con Petro para clavarse el puñal él mismo, ¿qué sentido tendría darle información valiosa a Petro? Si posteriormente esta información sería utilizada en contra de la familia Nule en caso de acusación ante las autoridades.

 

Si la idea era limpiar la imagen de los Nule ante una de las personas más influyentes del POLO, no tendría sentido una reunión si de antemano se sabe que la intención posterior es un ataque directo a la familia Nule. La recolección de información de Petro pudo haber sido omitida si así lo hubiese querido el primo Nule al menos que en esta reunión hubiese pasado algo desconocido al público…

Allí es donde se plantea la segunda duda que generan las reuniones de Petro con los primos Nule, ¿qué intereses se movían detrás con Petro y con los prestamos de uno de sus familiares a estos? Esta duda se genera en cuanto el préstamo formal era una cantidad nada despreciable de 1500 millones de pesos, y la injerencia de Petro ante los primos Nule por el no pago de esta suma parecía inevitable y más cuando eran conocidos cercanos,

La pregunta entonces es ¿cuál sería la primera reacción de Petro siendo él un personaje público? La acusación y exposición ante los medios de comunicación es la respuesta. Esto llevaría a una tercera hipótesis y es que Gustavo Petro conocería desde antes el escándalo de la contratación, él sabría de antemano que los movimientos de los Nule, con los Moreno en Bogotá no eran lícitos, pero explotaría este escándalo de la contracción en tres puntos determinantes de su vida que se dieron durante esta coyuntura.

Primero, la encrucijada por el no pago del dinero a un familiar de Petro como un hecho personal. Segundo, el conocimiento del carrusel de antemano como una oportunidad política para su oportuna denuncia y por consiguiente, la proyección del futuro de su carrera política.

Petro sabía que el POLO quedaría altamente desprestigiado después de la mala administración de Samuel Moreno; y también sabía que no podía revelar el escándalo de la contratación fielmente hasta el final de la contienda electoral por la presidencia. Por eso se dedicó a “no dar puntada sin dedal”. Mientras mandaba cartas abiertas al Alcalde buscando la conformación de comités de lucha contra la corrupción que de antemano sabía que no se iban a conformar -tanteando el camino pensando en su posible futuro político-. A su vez buscaba dentro del POLO la unidad y convergencia en torno a su candidatura (Ver Acá). Al parecer Petro conocía el problema de la contratación antemano, pero no lo quería develar por conveniencia. ¿Cuál es la ética de conocer algo y solo revelarlo cuando conviene políticamente? Esta bajo el marco de la Ley, pero moralmente es repudiable. Más de una persona que se proclama a sí mismo el rector de la moral y de la lucha contra la corrupción en Colombia.

Después de las elecciones presidenciales, Petro, se propuso ser el presidente del POLO y quiso reconstruirlo desde dentro evitando que el escándalo estuviera en la palestra pública. O si no era presidente de su partido, saldría de sus fauces y lo destruiría desde afuera. Todo planeado como una jugada política para dejar al POLO como un partido posesionado bajo los mandos de Petro, o como un movimiento altamente desprestigiado por sus acusaciones.

Lo más importante para Petro, antes de resolver el problema de la contratación en Bogotá fue siempre satisfacer sus intereses personales. Sin importar los principios rectores del POLO que él mismo ayudó a redactar y a los que debió apegarse.

Todo esto sería una estrategia política muy bien encubierta en idealismos de moral y ética superiores que en el fondo sólo se manifestaron en las ansias de poder de un político ambicioso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: